~ Plantas ~

~ Plantas ~

Las plantas silvestres se han empleado en alimentación y medicina desde tiempos inmemoriales. El descubrimiento de sus usos culinarios y medicinales se ha debido en gran parte a la experimentación directa, sin duda con consecuencias desastrosas para quienes trataban con las especies venenosas. Al principio, solo se utilizaban plantas autóctonas y se desconocía el cultivo en jardines de especies importadas. Con el establecimiento de las rutas comerciales se empezó a difundir el uso de plantas importadas, propiciándose de este modo la propagación de conocimientos y vegetales entre civilizaciones y tierras diversas.

A pesar de la escasez de documentos primitivos sobre los usos medicinales de las plantas, existen testimonios de Babilonia datados del 2000 a.C. que describen la preparación y administración de hierbas medicinales.

Es sabido que los hebreos empleaban hierbas para condimentar los alimentos ya en tiempos bíblicos. Los antiguos egipcios importaban aceites y especias de la India, entre otros lugares, para su utilización como medicamentos, cosméticos, perfumes, tintes y desinfectantes, así como para el refinado arte del embalsamamiento. Los griegos también eran grandes conocedores de las hierbas y sus aplicaciones. Hacia el año 400 a.C. los discípulos de Hipócrates, el padre de la medicina, se instruían en el uso de las hierbas como medio para aliviar el dolor y curar enfermedades. Ya en el siglo I d.C. el medico griego Dioscórides llevo a cado una recopilación de 500 plantas con propiedades medicinales en su ‘De Materia Medica’. También los romanos concedían gran valor al uso de las hierbas medicinales y, en su conquista por los territorios de Europa, difundieron el vasto conocimiento que poseían de las plantas y semillas actuales. Se calcula que la invasión romana introdujo en Gran Bretaña más de 200 hierbas. Tras la caída del Imperio Romano, la fuente de sabiduría herbaria en Europa se concentro principalmente en manos de los monjes cristianos, quienes solían contar con un jardín medicinal anexo a los monasterios. Durante la edad media, el saber y folclore en torno a las hierbas se fue extendiendo asimismo por las comunidades laicas, debiéndose su difusión en gran parte a la tradición oral.

Los herbarios, primeros tratados sobre plantas, recogían la experiencia acumulada durante siglos; en 1597 se publicó en Inglaterra ‘Herball’ de John Gerard, le siguió la publicación en 1640 de ‘Theatrum Botanicum’ de John Parkinson, ambos autores combinaban en sus estudios el saber tradicional y la investigación, manifestando en ocasiones cierta tendencia a dejarse llevar por la imaginación. Nicolas Culpeper ofrecía una visión aun más amplia en su herbario ‘The English Physician’ (también titulado ‘The Complete Herbal’) publicado hacia 1651.

Tal es la importancia de estos volúmenes en la historia y desarrollo del cultivo de las hierbas que difícilmente se publica un libro sobre el tema en el que no se haga referencia a ellos.

El uso de las hierbas medicinales debe constituir siempre una práctica dirigida por profesionales, aunque es poco probable que las preparaciones sugeridas ocasionen perjuicio alguno, se debe tener una prudencia obligada en el uso medicinal de estas hierbas.

  • Recolección.

Antes de empezar a recolectar decídase por solo una o dos especies en cada viaje. Es imprescindible realizar la recolecta en el punto del ciclo de cultivo en que los aceites volátiles se hallan en el nivel máximo de concentración y a la hora del día en que presenten menos humedad. Las hojas desprenden más aroma y contienen más aceites volátiles antes de que se abra ninguna flor. Las flores han de recolectarse en cuanto se abren por completo. Las semillas, por su parte, deben recogerse tan pronto como maduren, mientras que las raíces deben dejarse en la tierra hasta el final de la temporada de crecimiento, ya que es entonces cuando presentan una mayor concentración de nutrientes almacenados.

Las partes aéreas de las plantas (flores, hojas, semillas, y tallos) deberían recolectarse temprano, un día de tiempo seco, en cuanto se evapore el rocío. Hacia mediodía, cuando el sol se encuentra en su punto álgido, los aceites volátiles ya se habrán disipado. Es conveniente utilizar una hoz para cortar los tallos y así evitar dañar la planta. Retirar los insectos que pueda haber, quitar las hojas y las flores en mal estado y colocar las plantas de inmediato en un recipiente con agua. Deben estar alejadas de la luz intensa, pues disiparía los aceites volátiles. Recolectar las cabezuelas de semillas cada día, a medida que vayan madurando. Atar una bolsa de tela a su alrededor para atrapar las semillas que caigan. No usar una bolsa de plástico, pues las semillas podrían pudrirse por la condensación.

  • Secado.

El secado requiere la libre circulación de aire fresco y cálido así como la ausencia de luz intensa, en especial la luz solar. Las plantas pueden secarse en una habitación fresca en varios días o más rápidamente en un lugar cálido, pero nunca deben colgarse en un cuarto de baño o en una cocina, pues un ambiente húmedo no resulta favorable. Las hojas se secan mejor en el tallo, aunque las más grandes, pueden separarse y dejarse secar en una rejilla. Para secar las cabezuelas de semillas es conveniente colgarlas dentro de una bolsa de papel y recoger las semillas que caigan. Para secar flores, separarlas de los tallos. En el caso de las raíces, limpiarlas y cortarlas en trozos de 2.5 cm. Separar los tallos en ramilletes para que el aire circule sin dificultad a se alrededor y colgarlos separados de la pared. Para secar otras partes de la planta, extenderlas en una única capa sobre una rejilla adecuada o en bandejas de horno y dejarlas secar en un horno frío con la puerta entreabierta para evitar la humedad. Darles vueltas a menudo. Las flores y las hojas estarán listas cuando crujan, y las raíces, cuando tengan aspecto leñoso.

  • Almacenamiento.

Deshojar los tallos gradualmente y desmenuzar un poco las hojas con los dedos. Desatar las bolsas que cubren las cabezuelas y recoger las semillas caídas. Las plantas secas deben guardarse por separado en tarros de cerámica o de vidrio (no de plástico) con tapadera y etiquetados. Los tarros oscuros son ideales, pues impiden el paso de la luz. Si se usan tarros de vidrio claro, mantenerlos en un lugar fresco y seco. Es mejor tener a mano un tarro pequeño para el uso diario y rellenarlo periódicamente para no exponer gran cantidad de hierbas al aire y a la luz.

  • Extracción.

Los métodos de extracción de los principios activos de las plantas son:

Cocción.

Consiste en someter a ebullición o a la acción del vapor la planta en cuestión.

Infusión.

Proceso que consiste en sumergir una planta o ciertas partes de ella en agua para extraer sus principios activos. Se diferencia de la cocción en que el agua no debe llegar a hervir, como ocurre en ese caso. Sin embargo, a veces se denomina infusión a cualquier bebida preparada con alguna hierba en agua hirviendo, como, por ejemplo, el té.

Maceración.

Consiste en mantener sumergida la planta en un líquido a la temperatura ambiente, con el fin de ablandarla o de extraer de ella las partes solubles.

Coladura.

Consiste en pasar un líquido por una manga, un cedazo o un paño. Este es el mejor método para obtener las partes solubles de las plantas.

Filtración.

Proceso de separar un sólido suspendido (como un precipitado) del líquido en el que está suspendido al hacerlos pasar a través de un medio poroso por el cual el líquido puede penetrar fácilmente.

Clarificación.

Proceso de aclarar, limpiar y purgar una sustancia de partículas indeseables.

Digestión.

Es un proceso de maceración prolongada a una temperatura constante de unos 100°F (37.77°C).

Exprimir.

Consiste en extraer el zumo o líquido de una planta, apretándola o retorciéndola.

  • Uso de las Plantas.

La cantidad de planta seca a utilizar dependerá del estado en el que se encuentre, para las plantas que fueron picadas utilice una cucharadita por taza o si fueron trituradas utilice media cucharadita por taza de agua.

Las raíces y cortezas deben cocinarse a fuego lento durante media hora. Las hojas y flores nunca deben ser hervidas; hay que ponerlas en infusión durante 20 minutos, manteniéndolas cubiertas para evitar que se evapore el aceite. Nunca utilice utensilios de aluminio para hervir las hierbas o el agua que va a ser utilizada, ya que este metal daña los aceites finos contenidos en las hierbas.

Puede tomar una taza antes de cada comida y una antes de dormir.

Alterativa, Anodina, Antelmíntico, Antibilioso, Antiescorbútico, Antiléptico, Antílico, Antimético, Antipasmódico, Antiperiódico, Antirreumático, Antiséptico, Antisifilítico, Aperiente, Aromática, Astringente, Carminativo, Catártico, Cefálico, Colagogue, Condimento, Demulcente, Depurativo, Desobstruyente, Detergente, Diaforético, Discuciente, Diurético, Emenagogue, Emético, Emoliente, Esculente, Estíptico, Estómatico, Exantemato, Expectorante, Febrifugo, Hepático, Herpético, Laxante, Litontríptico, Mucilaginoso, Nauseante, Nervina, Oftálmico, Partariente, Pectoral, Refrigerante, Resolvente, Rubifaciente, Sedante, Sialogogue, Sudorífico, Tónico y Vermífugo.

Cariofilata (Geum urbanum), Balmonia (Chelone glabra), Eupatorio (Eupatorium perfolliatum), Agrimonia (Agrimonia eupatoria), Ajo (Allium satirum), Amor de hortelano (Galium aparine), Angélica (Angélica atropurpurea), Bardana (Arctium lappa), Bérbero (Berberis vulgaris), Cardo bendito (Carduus benedictas), Cáscara sagrada (Rhamnus purshiana), Celidonia mayor (Chelidonium majus), Corteza de arrayán (Myrica cerifera), Diente de león (Taraxacum leondoton), Escatelaria (Sentellaria lateriflora), Escobo (Spartium scoparius), Haba de pantano (Menyanthes trifoliata), Hierba gatera (Nepeta cataria), Hojas de fresno (Fraxinus excelsior), Lúpulo (Humulus lupulus), Milenrama (Achillea millefolium), Ortiga (Lamium album), Poleo (Mentha pulegium), Ruda (Ruta graveolens), Salvia (Tencrium canadensis), Sello de Salomón (Convollaría multiflora), Tanaceto (Tanacetum vulgara), Toronjil (Melissa officinalis), Trébol rojo (Trifolium pratense), Trinitaria (Polygonum pescaria) y Verbena (Verbena officinalis).

  • Las Plantas, Usos Mágicos.

Acacia, Adán y Eva Root, Adders Tongue, African Violet, Agaric, Agrimony, Ague Root, Alfalfa, Alkanet, Allspice, Almond, Aloe, Aloes Wood, Althea, Alyssum, Amaranth, Anemone, Angelica, Anise, Apple, Apricot, Arabic Gum, Arbutus, Asafoetida, Ash, Aspen, Aster, Avens y Avocado.
Bachelor's Buttons, Balm Lemon, Balm of Gilead, Bamboo, Banana, Banyan, Barley, Basil, Bay, Bean, Bedstraw Fragrant, Beech, Beet, Belladonna, Benzoin, Bergamot Orange, Be-Still, Betony Wood, Birch, Bistort, Bittersweet, Blackberry, Bladderwrack, Bleeding Heart, Bloodroot, Bluebell, Blueberry, Blue Flag, Bodhi, Boneset, Borage, Bracken, Brazil Nut, Briony, Bromeliad, Broom, Buchu, Buckthorn, Buckwheat y Burdock.
Cabbage, Cactus, Calamus, Camellia, Camphor, Caper, Carawy, Cardamon, Carnation, Carob, Carrot, Cascara Sagrada, Cashew, Castor, Catnip, Cat Tail, Cedar, Celandine, Celery, Centaury, Chamomile, Cherry, Chestnut, Chickweed, Chicory, Chili pepper, China Berry, Chrysanthemum, Cinchona, Cinnamon, Cinquefoil, Citron, Cloth of Gold, Clove, Clover, Club Moss, Coconut, Black Cohosh, Coltsfoot, Columbine, Comfrey, Copal, Coriander, Corn, Cornflower, Cotton, Cowslip, Crocus, Cubeb, Cuckoo-flower, Cucumber, Cumin, Curry, Cyclamen, Cypress.

Los nombres de las Plantas antes mencionadas se encuentran en idioma Ingles, sin embargo he colocado en la gran mayoría su nombre en Español y el nombre científico en Latín.

Tema en Construcción, Vuelva Pronto!

--------

Nota: El presente Post es una Síntesis de los siguientes trabajos:

La Biblia de las Hierbas – Peter McHoy & Pamela Westland
Wicca, Practicas y Principios de la Brujeria – Raymond Buckland
Herbs & Their Magickal Properties -
Microsoft Encarta 2009 - Microsoft Corporation
Wikipedia, La Enciclopedia Libre - Wikimedia Foundation, Inc.

Algunas imágenes/fotografías fueron obtenidas por medio de:

http://images.google.com.mx

Recalco fuertemente que no me declaro propietario de esta información y/o imágenes/fotografías.

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página Principal